Hoy voy a hacer un recorrido por algunas zonas de Senegal, empezaré por Dakar y sus inmediaciones, asi que con permiso (y sin él) de los rebeldes del MFDC, me dejaré lo que mas me gusta de Senegal, La Casamance, para la proxima vez.La verdad es que ya hace casi un año de la última vez que estuve, pero es que Dakar…algo tiene.

En la ciudad puedes hacer mil cosas, salir a cenar a Chez Katia, petrolearte en Ozio, hacer que bailas mbalax en Le Patio, perder la cabeza en el Texas, reencontrarla en el Scala (bueno, no, aquí la vuelves a perder, fijo)………,

Y por la mañana, si no bebiste muchas flags (cerveza local) la noche anterior, puedes incluso visitar la Isla de Goré, (Patrimonio de la Humanidad) de donde salían los esclavos en dirección a América, presenciar un combate de lucha senegalesa,  comprar en el mercado Kermel o simplemente, al atardecer, ir a la corniche a ver regresar a los pescadores en sus pirogues. Para salir de Dakar, situada en el extremo de la Península de Cabo Verde, hay dos opciones: La primera opción es hacer un estudio de las mareas (ojo, que te puedes quedar atrapado) y salir por la playa de Yoff. Madrugarás, pero merecerá la pena.Por la playa, si has hecho el estudio (repito, ojo….), llegas al lago Rosa enseguida. Este lago salino es donde llegaban los del París-Dakar, y todavía siguen llegando los viejos rockeros del África Race. Aquí te puedes dar un baño al estilo Mar Muerto o lago Assal.

Mas al norte se atraviesan pueblos de Pescadores como éste de Kayar, y las mini dunas de Lompoul, donde te puedes quedar a pasar la noche a “la belle etoile”, o seguir por la Lengua de Barbarie hasta Saint louis. La otra opción es salir por carretera a través del cuello de botella de Rufisque, “el infierno”, creedme, nunca habéis estado en un atasco así…., Después de unas cuantas horas se llega a Thies y de ahí salen las carreteras hacia el resto del país. Hay una tercera opcion, es que tengas un amigo piloto, (con avioneta, claro), entonces despegas del aeropuerto de Dakar y estás tumbado en la playa de la Petite Cote en media hora, despues de un vuelo impresionante por la Reserva Nacional de Bandia y sobre los bosques de baobabs (ah!!, es bueno ser Rey….) Hablando de Baobabs, os he dicho que es uno de mis árboles preferidos?. Cuenta la leyenda que era un árbol muy vanidoso y por eso Dios lo castigó plantándolo del revés. Va a ser verdad, porque sus ramas parecen raíces En Senegal son todo un símbolo, hay miles de ellos. Dicen que en Senegal está el baobab mas ancho del mundo. Digo yo que será este De su fruto, el pan de mono, (parecido a un melón) obtienen una bebida, el Bui, que no solo está muy buena, sino que además tiene mucha vitamina C y dicen que sirve como remedio contra la diarrea y la malaria (pero vamos, mejor tomar la pastillita de la malaria) Una vez alcanzado Thies, a mi me encanta la ruta hacia Kayes, en la frontera con Malí. estas fotos las tomé en una de las aldeas del camino, donde estuvimos trabajando. Si por el contrario vas hacia el sur, pasas la zona turista de las playas de Saly, que no me gusta nada, nada, y en un par de horas está el Parque Nacional del Delta del Saloum, que os va a encantar y lo recomiendo para hacer una escapada romántica. Yo, como fui con Justi, no fue lo mismo, todavía no estoy preparado para dar ese gran paso… Aquí se encuentra uno de los cementerios mas bonitos que he visto nunca. Algo así de mono quiero para mi para cuando la palme, aunque la verdad, todavía no tengo mucha prisa por que llegue ese momento. Para moverse por el Delta hay que ir en bote. Antes de embarcar hay un lugar increible (por poco dinero, aqui podría ir la publicidad de su restaurante) para tomarse una flag bien fria y probar el Thieboudienne, el plato típico senegalés a base de arroz, tomate y pescado. Aunque el mejor lo he tomado en casa de Jandri…y no sale en las guías. Por el interior, hacia el sureste está el Parque Nacional de Niokolo Koba, la tierra de los Bassari, que tambien es muy bonito, pero no hay muchos animales, yo creo que he visto mas fauna en algunos garitos de la noche madrileña.Es impresionante el estress que me trasmite esta foto.

Una vez pasado el Delta, por la costa, se encuentra Gambia y mas abajo otra vez Senegal y la Casamance, un poco turbulento desde hace unos años por un movimiento rebelde, asi que no será dificil encontrar controles militares. En la Casamance abandonamos la zona de los Wolof y nos adentramos en territorio Mandinga, los grandes brujos y hechiceros del Senegal. Me gusta este pueblo que todavía se agrupa en sociedades secretas. Aquí me tratan como a un primo lejano, pues aunque parezca extraño, mi apellido, Conde, es totalmente Mandinga y está muy difundido por esta zona, y mas aún por Guinea (Conakry). Desgraciadamente, solo me parezco a ellos en el apellido y en lo ancho de mi nariz. Para que veáis el gran parecido que tenemos, aqui os he puesto la foto de algunos de esos primos mios lejanos… y aqui os dejo, en mitad del camino. Ya os lo terminaré de contar, o si preferís, os invito a que vengais conmigo a descubrir esta parte del mundo y lo veais con vuestros ojos. Que tengais todos un feliz año. El mio, si Dios quiere, se presenta sin mucho dinero pero lleno de viajes por Africa. Ya veremos, lo dicho, si Dios quiere, Insha´Allah.

%d personas les gusta esto: