Explicaba Theodore Monod (uno de mis héroes) que los Tuareg recuerdan los años por aquellos acontecimientos especiales que han ocurrido en ellos. Si hay tuaregs en el gran Erg Chebbi, este año lo recordarán por aquel en que unos españoles, con pinta de perdidos en la tribu, llevaron las lluvias al oasis de Oubira.

Aunque para mi será recordado como el año de la penitencia, el de aquel viaje en el que mis muchos pecados quedaron redimidos. A pesar de todo, tengo que reconocer que como soy medio masoquista, hasta me ha gustado. (casi).  Anda que si no llega a ser por las chicas todavía estamos en la primera Kasbah.

Pero vamos por partes, como todo gran viaje, éste empezó con unas cervezas en Oraa, (estoy intentando quitarme de El Lateral) donde como siempre se me calentó la boca y me ofrecí a organizar un viaje por el sur para seis amigos. Así soy yo, siempre dispuesto a ayudar al prójimo (y viajar por la patilla). Tenia muchas ganas de volver a ver esto:

Y también como todo gran viaje, terminó con unos gin tonics en copa de balón en el Xaluca Dades, porque no nos merecíamos menos. (esta foto no es del Dades, pero es que no había otra con gin tonic, y mira que no nos han faltado).

Entre medias, poca cosa que contar, nada, lo típico, amanecer en Ait ben haddou, atardecer en la duna de Tinfou, noche estrellada en el oasis de Oubira, tormenta de arena en el Erg Chebbi, lluvia en el desierto, excursión en buggie por el erg, noche en comuna en una jaima, amanecer en las dunas, el Madrid campeón de liga, lo dicho, lo típico.

Esta vez me apetece contaros el viaje repasando mis mejores y peores momentos de estos días, Lo ilustraré con esas maravillosas fotos que siempre pongo. Por cierto, os voy a pedir que votéis cual es la que mas os gusta de este viaje, porque hicimos un concurso de fotografía y creo que ha habido tongo (osea, que no lo he ganado). La foto ganadora está entre éstas, el que adivine cual es tendrá un premio buenísimo a la par que modesto.

Os vais a creer que ésta no ha ganado?


Ni ésta? lo que digo, la votación estaba amañada…

La verdad que esta otra foto no dice nada, pero a mi me gusta mucho el color, y como soy el redactor jefe del blog os la coloco.

Bueno, vamos con los momentos, el mejor y que mas tiempo voy a conservar en mi memoria, es sin duda el gin tonic que nos tomamos en la jaima de Ibrahim, cuando llegamos en plena tormenta de arena. Gracias Jordi, pocos gintonic me han sabido igual de bien.

La tormenta de arena también me gustó un montón, mucho, y eso que ya he estado en unas cuantas (os he contado de cuando viví en el Chad?)

Por cierto, es increíble, pero parece que llevan toda la vida subidos en un camello…

Si es que este era un grupo que se adaptaba muy bien al terreno, prueba de ello es la foto de abajo, digna de portada del National Geographic, en la que se ve a mi cuñao perfectamente enmascarado en el ambiente para hacer un recorrido por el mercado de Rissani pasando desapercibido. (esta foto se autodestruirá en un par de días).

También tengo buen recuerdo de la música que tocó Ibrahim aquella noche (quiero decir, de las dos primeras canciones…)

Y después de la lluvia, tumbados sobre unas mantas a ver la noche estrellada. Humm, es que es escribir esto y se me están poniendo los pelos de gallina. No recuerdo ninguna noche en el desierto que me haya dejado indiferente. Todas son especiales y la que pasamos en comuna en la jaima, también lo fue. Y que decir del amanecer…

Y como veo que me estoy poniendo tierno, ya más en plan animalillo, tengo que decir que la vuelta que nos dimos por las dunas con los buggies de Jordi ha sido lo mas divertido que he hecho en bastante tiempo, casi mas que el paracaidismo (os he contado que tengo muchíiiiisimos saltos….?ya os contaré, ya…). Os adjunto el link a su pagina. Jordi, estoy deseando repetir. http://www.desertbuggies.com/

Otra cosa que me encanta y yo siempre recomiendo, es hacer un alto campestre en algun palmeral del camino entre Ouarzazate y Zagora. Uno de los mejores sitios para hacerlo es en la Kasbah de Tamnougalt, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Allí, el entorno y la compañía hacen que ni el vino ni el fuet sepan igual.

Tampoco es mal momento ver el atardecer desde las dunas de Tinfou

En cuanto a los malos momentos…, no se si os lo vais a creer, pero la verdad es que no me acuerdo de ninguno. Bueno, si acaso, lo peor fue aquel chiste que contó Mario del Doctor Ming.

En fin, como veis, aunque mi corazón africano pertenecerá siempre a otra ciudad de otro país no muy al sur, algo tiene esta tierra que me atrae de manera especial y me impulsa a regresar una y otra vez. A ver si va a ser por esto…

o por esto otro…

o por que la belleza está en cualquier detalle (por cierto, vaya pedazo de foto…que no han sabido valorar)

Y ya os dejo por hoy. Menos mal que la semana que viene me marcho a Mauritania y así no me da tiempo a echar de menos esta vida. Sed buenos.

 

 


 

 

Muy buenas a todos
Perdonar que ponga el titulo en inglés, que no es por esnobería, es que este país se llamaba así, además en español se parecería mas a un anuncio de los apartamentos Marina D´or en Costa Dorada. ( y aquí no he visto un duro para que los anuncie).

Ya os adelanto que he hecho pocas fotos esta vez, porque habéis de saber que fuí a Ghana a trabajar (anda queee…. a mi edad…) y aquí me han tenido encerrado todo el día, en el Centro de Entrenamiento de Kofi Annan.

Aun así, dada mi incapacidad para mantener la atención en una conferencia durante mas de 5′ (en total) me ví forzado a escaparme un día y marcharme a ver Cape Coast.

Cape Coast fue fundada por los portugueses en el s XV para el comercio de madera y oro. Posteriormente fue controlada por daneses, suecos y finalmente ingleses, que establecieron en la ciudad el punto regional de reagrupamiento de esclavos para su embarque a las colonias. Queda en pie un castillo portugués desde cuyo interior se tienen unas vistas impresionantes de la playa y de la principal actividad actual de la ciudad, la pesca.

Obsérvese el gran parecido entre el cuerpo de este pescador y el mío emergiendo del lago chad. Dos gotas de agua. (no ver mi maravillosa entrada de el Chad, porque esa foto que colgué ha hecho mucho daño en mi audiencia)

Tengo que reconocer que me encantó ver a esta abuela cuidando del nieto. Ya sabeis, hasta los machos celtibéricos como yo tenemos una hormona femenina solitaria que nos pone tiernos de vez en cuando.

Una de las miles de cosas que me atraen de esta tierra es la elegancia en los andares de sus mujeres, que no la pierden, ni aunque lleven como en este caso algo tan poco glamuroso como el “papel de combate”.

En Cape Coast me encontré con unas “miembras” de Naciones Unidas de Costa de Marfil en misión “under cover” que me invitaron a acompañarlas al Parque Nacional de Kakum, y eso hice. Ahí donde las veis, las dos de la derecha son unas pilotos de combate de Bangla Desh. Por cierto, parece que al fotógrafo al decir pa-ta-ta se le escapó un perdigonazo que impactó de lleno en dos de las chicas.

El canoopy walk de Kakum lo crearon para poder observar a las mas de 600 especies de mariposas que alí viven, y dicen que es de los mas largos del mundo, aunque no se, a mi el de Costa Rica me pareció mas grande. Aún así, la visita merece la pena. En este bosque, es posible ver elefantes pigmeos, búfalos y civetas, aunque ya me he vuelto a liar y no me acuerdo bien cuantos vi de cada especie, (es que sin el talismán de ver elefantes no hay manera…;-)

El viaje de regreso a Accra hay que hacerlo con tiempo para poder ir visitando las antiguas fortalezas, los poblados de pescadores y las playas tan increibles que hay en el itinerario.

Los trasportes colectivos en Africa son todos muy parecidos, y los tro-tro ghaneses no difieren mucho de los alajambra, los daladala o los matatus. Un pelín mas sofisticado es este trasporte que fotografié en la capital, mientras vas al trabajo puedes sentirte como en el salón de tu casa y ver la tele, estar de tertulia o incluso echar un mus, que la comodidad no está reñida con la necesidad.

Volviendo a Accra, os decía lo poco que he salido entre tanta conferencia. Si acaso, otro dia que nos escapamos de alguna charla y aparecimos en el mercado de Mokola, totalmente controlado por mujeres ( el mercado me refiero, no yo, que a veces también).

Por cierto, no sabeis el valor que hay que echarle para atravesar este mercado a las 4 de la tarde, con casi 40 grados y una humedad del 70%…

Eso sí, por la noche, mientras vosotros dormíais placidamente, yo y otros como yo, patrullábamos por los peor afamados garitos de la zona de Osu, velando por vuestra seguridad. Como se puede ver en la foto, en Accra coincidimos lo mejorcito de cada casa

Es increíble “lo bien” que entran las conferencias por la mañana despues de haber tomado la noche anterior un par de “varon dandys” con tónica al módico precio de 1€/pelotazo (la noche me confunde)…
Que no se me olvide, un consejo de amigo es ir a la playa de Tawala, en Labadi a disfrutar de los 4 sentidos (menos el del tacto, que pensais?) veis que facil es conseguir publicidad?, el dueño del chiringuito solo ha necesitado invitarme a una cerveza.

Pues como os decía, soy consciente de que estas fotos no son muy allá, son mucho mejores los recuerdos que me quedan de estos dias, que permanecerán mucho tiempo en mi cabeza (hasta que el alzeimer nos separe). Muchas gracias Abubakar, (viejo amigo de cuando el chad, os he contado que viví alli y aquello fue terrible, una balasera…?) por enseñarme tu ciudad.

Y ya termino, pero os dejo con otra cosa curiosa, como son los ataudes ghaneses. Te entierran en un ataud que representa lo que has sido o lo que has soñado ser en la vida. Ataúdes con forma de coche, de teléfono móvil, de bolígrafo bic ( a ver, que levante la mano quien nunca deseó ser de mayor un boligrafo bic),

o este de coca cola. Ydigo yo, qué vida hay que haber llevado para que te entierren en un ataud cocacola? Una vida llena de gases?

Miedo me da pensar como sería mi ataud. Quizá con forma de gintonic en copa de balón o peor, de pincho de solomillo brie de El Lateral…Dios mio!! nada, a mí, incineradito. ( y lo que quede, pal jarrón ming).

%d personas les gusta esto: