Hola a todos, escribo esta entrada desde las dunas de Chinguetti, hay una noche estrellada como pocas, asi que voy a dormir al aire libre. Qué mejor sitio que este para pasar mi ultima noche velando por la seguridad del mundo libre.

A lo lejos oigo otra vez tambores lejanos, pero esta noche no voy a salir a buscarlos, nada me va a sacar de la duna. Otra vez me estoy poniendo tierno (ésta maldita hormona loca…). Es que en las noches como ésta no quiero estar solo, siento la necesidad de compartirlas, para que entendais a que me refiero y porqué estoy tan enganchado. En fin, que ojalá estuvierais aqui (inshaalá).

Lo malo de dormir bajo las estrellas, es que el sol, las moscas y el canto del muecin me van a levantar muy temprano, aunque no me importa demasiado ya que asi podré ver como acuden los rebaños de camellos a abrevar a los pozos.

Pero no nos adelantemos, que este viaje no empieza aquí, sino en Nouakchott a donde acudí con la excusa de asistir a unas reuniones. Sólo por ver las dunas, la pesca y los mercados de la capital, ya merece la pena tragarse las  reuniones que te echen ( aunque a veces me lo ponen muy difícil).

Por eso, despues de un dia de reuniones sin piedad y a pesar de estar fatigado del esfuerzo mental realizado (al que por otro lado estoy muy acostumbrado…), decidí que en lugar de echarme una polaina (siesta) que es lo que me pedía el cuerpo, iría a ver la llegada de los pescadores al atardecer.  Asi ponía alguna foto en el blog. Anda que, lo que no haga yo para conseguir followers… (te has suscrito ya? Mira que va a haber regalos sorpresa para los nuevos).

Tambien os voy a enseñar sus mercados. Yo veo todos los mercados africanos iguales y especiales a la vez, y creedme, este tampoco os va a dejar indiferente. Hace unos años compré en este mercado un “trolex” auténtico, y como marca tiempos africanos y se lia un poco con la duración de los minutos, regresé en busca del que me lo vendió, por si seguía en garantía…

Y no os vais a quedar sin ver las dunas, !será por dunas¡ En dirección a Nouadhibou es curioso que a mano izquierda de la carretera las dunas son blancas (las del mar), y a la derecha anaranjadas (las del Sahara). Estas, por el color, deben ser las blancas,

y estas serán las anaranjadas ( os aseguro que en la vida real se nota muchísimo mas la diferencia de color).

A mi siempre me choca que a pesar de la dureza de la vida en esta zona, todo esté salpicado de sitios y momentos espectaculares, o al menos yo los veo así.

Sabeis que las raices de una acacia pueden llegar a los 20 metros de profundidad en busca del agua?

El camino de Chinguetti tiene algunos lugares increibles, pero de entre ellos mis favoritos son el paso de Almojar

y la ciudad de Atar, en un dia de mercado.


Pero Chinguetti son palabras mayores. Llevaba años deseando venir, y aqui estoy. No me ha defraudado nada.

Y si encima tienes la suerte de que Alfonso te invite a su casa, mejor. Con vistas a la gran duna.

Alfonso es un nuevo amigo que me ha acogido como si lo fuesemos de toda la vida.

Ademas, es el alma de un proyecto necesario hecho realidad, el hospital de Chinguetti. Aqui os adjunto su link para que lo visiteis y os animeis a cooperar. Merece la pena, de verdad         www.fundacionchinguetti.com

Esto es lo que se ve desde su casa, al otro lado del wadi, para no cansarse nunca de mirar…

Chinguetti es una de las siete ciudades santas del Islam. Fundada en el año 777, ha sido centro de reunión para las peregrinaciones a la Meca, centro de estudios islámicos y lugar de paso de las rutas de las caravanas. Si venis, no podeis dejar de visitar la mezquita, las bibliotecas y la gran duna, y por supuesto pasear por sus calles.

Un poco más hacia el Este está la ciudad de Ouadane, que como Chinguetti, también es Patrimonio de la Humanidad, pero no pude llegar por falta de tiempo. Asi que voy a tener que volver, ya es mala suerte…

Os dejo ya, llevo una semana sin apenas tomar un gin tonic ya que desde hace dos meses esta prohibido el alcohol en los garitos, así que cuando vaya a El Lateral voy a llegar como estos camellos, que llevaban tres dias sin beber

Como os decía al principio, si Dios no lo remedia y me sale un trabajo que tengo previsto por el antiguo Alto Volta, este verano me tendré que marchar a vivir a Norfolk (Virginia). Habrá mas viajes, pero serán diferentes, esta es mi ultima noche en la lucha contra las fuerzas del mal, a partir de mañana el mundo estará menos seguro, o no, que me liao…

Continuará…

Pd: Decirme q foto os ha gustado mas, que alguna habrá, digo yo


%d personas les gusta esto: