17. junio 2012 · 4 comentarios · Categorías:Sin categoría · Etiquetas:

Muy buenas a todos, ya estoy otra vez aqui, después de una semana pastoreando perroflautas por el sur de Marruecos. Aunque la ruta es muy parecida a otras que he hecho recientemente, os la cuento porque no hay dos viajes iguales, o a mi me parece que veo cada viaje con ojos muy distintos.

Además los grupos con los que voy, (aunque cada vez son mas flojos), también le imprimen un carácter especial a cada viaje, y, estos no han sido menos.

En este viaje me ha gustado especialmente recorrer la pista de Telouet a Ait ben Haddou, ya que hacía mucho tiempo que no la recorría con luz. Situada en la ruta de las caravanas que unian Tombuctú con Fez y Mekinez, abundan los Caravansarais, las Kasbahs y los valles impresionantes, haciendo de este tramo, una de las carreteras mas bonitas que conozco.
Y para que veais que no exagero nada, nada…aquí van unas fotos, vosotros direis si os gusta
Por cierto que uno de los primeros europeos en recorrer esta ruta fue un español, el Mariscal de Campo Domingo Badía, @ Ali bey el Abasí, científico, soldado, espía, aventurero… vamos, todo un personaje. ( y por eso está desde hace tiempo en mi lista particular de héroes).

La primavera y la luz del atardecer son el mejor momento para circular por esta ruta y observar esta eclosión de color…
La garganta del Dades es otra ruta mandatory, e igualmente hay que recorrerla al atardecer, porque aqui, el color también le da por eclosionar a esta hora del dia.

Lo malo de las fotos a éstas horas, es que con la luz el color rubio de mi pelo, aparace más como tirando a canoso

Otro sitio por donde me encanta pasar es por la Kasbah de Tamnougalt. Os comentaba en otra de mis maravillosas entradas que está situada en la confluencia de varias rutas de caravanas subsaharianas. Sus vestigios bereberes, judios y malienses le han supuesto ser considerado, y con razón, patrimonio de la UNESCO.

Aqui he conocido esta vez a Mustafa, el dueño de una preciosa Kasbah que ha reconstruido sin ayuda. Es de esas personas que inspira tal confianza que quieres volver a ver en el próximo viaje (en un sentido asexuado del deseo). Os dejo su email, mustakassi@yahoo.fr. Id a verle, esta es su terraza.

Poco antes de llegar a la ciudad de Rissani se encuentra otro de los sitios que se ha sumado ya a mi lista de favoritos. Sobre la ruta hay una antigua prisión portuguesa y desde las alturas que la rodean hay unas vistas increíbles. Me las enseñó otro buen amigo, también llamado Mustafa. Me sentí tan impresionado por el paisaje que si llego a estar solo, me quedo a dormir ahí, porque era lo que me pedía el cuerpo.

El resto del viaje fue más de lo mismo, sufrimiento, sufrimiento y más sufrimiento: dunas, oasis, palmerales, gintonics, kasbas, infinity pool, cervezas, mas dunas, mas gin tonics, mas cervezas, etc. etc o una combinación de todos estos elementos tomados de dos en dos, es decir, dunas y gin tonic, kasbah y gin tonic, oasis y gin tonic, gin tonic y copa de balón, etc etc. Lo dicho, un sufrimiento vamos, que allí no se va a disfrutar…

Pero aunque la ruta es impresionante, el plato fuerte del viaje siempre serán las dunas, hace mucho que se metieron en mi cabeza para siempre.

y si tienes la suerte de ver atardecer o amanecer desde la cima de una duna, entonces se meterán en la tuya y tampoco saldrán nunca y tendrás que volver, una y otra vez… (Ya le pasó a Bill Gates, y me copió esta foto para hecer un salvapantallas de windows.)

Creedme, pocos planes hay mejores que pasar una noche bajo la luna llena iluminando las dunas, con una suave brisa fresca, disfrutando de la compañia de unos amigos, con una copa y una charla amena. Estos momentos no se olvidan. Ya os dije una vez que a pesar de que he dormido asi muchas noches, todas son especiales. Siempre pienso en la suerte que tengo de vivir así. Sé que hay otras vidas, pero a mí no me merece la pena vivirlas…

 

%d personas les gusta esto: