Antes de que os cuente el desastre de fin de semana que he pasado por las Rocky Mountains, tengo que terminar de contaros mi anterior viaje por el far west.

Dice un dicho swahili que un sueño es un camino, y yo, como me paso la vida soñando despierto tengo en la cabeza un auténtico laberinto. Por eso me veo condenado a vagar errante de por vida ( con lo que agota…)

Asi que con esta entrada voy a dar por finalizada la historia de uno de esos sueños convertido en camino: recorrer los parques de Utah y Arizona hasta descender al río Colorado.

cuchariilla-cañon colorado 5

Aunque la verdad, no se porqué me había dado por soñar esto, que a mi me tira mucho mas el cañon del Fish River en Namibia, que además es casi tan grande como el del Colorado, palmo más, palmo menos. Será porque ahora tenía éste mas cerquita.

El caso es que lo bajé, y me bañé en el rio, tal como decia mi sueño, pero no fue empresa fácil. Por el camino el checo me ha hecho pasar hambre, sueño frio y cansancio, nos hemos alojado en moteles de cuatro cucarachas, hemos sido multados, abducidos y llevados a Ganímedes, nos han intentado violar ( bueno de esto no me acuerdo bien espero que fuera solo otro sueño, pero de los que no se cumplen…).

pero gracias a mi gran entrenamiento, todo lo he soportado con estoicismo espartano. Ademas, hemos sido recompensados con creces por los sitios tan impresionantes que hemos tenido ocasión de ver.

Uno de esos sitios increibles es el Cañon del Antilope, un lugar que los indios navajos consideran sagrado y que por ello han tenido oculto hasta hace pocos años

aqui me voy a esplayar un poco con las fotos, porque no sabia decidirme por ninguna en concreto

cucharilla-antilope canyon 1

si, ya lo se, las fotos son muy buenas, a veces yo mismo me sorprendo de lo que unas manos sensibles como las mías son capaces de hacer con una cámara, cuatro paredes y unos cuantos rayos de luz.

increible, isn´t it?

cucharilla-antilope canyon 2

Bueno, volvamos al Colorado. El tramo final, la bajada y subida al rio por el Bright Angels Trail fue lo menos facil del viaje, pues son unos 25 km con un desnivel de 4000 pies, que tuvimos que recorrer en extremas condiciones meteorológicas, pues a lo largo del día, nos llovió, nos nevó y también nos hizo mucha la caló.

cucharilla-cañon colorado

cucharilla- colorado canyon 1

y eso sin mencionar los animales salvajes que nos acechaban a cada recodo del camino. Pude captar con mi camara a este Perro de las Praderas mientras permanecia frente a mi en clara posicion de ataque. No, si es que vivo de milagro. Todavia me despierto por las noches empapado en sudor, recordando esta mirada asesina…

La meteorología tan diversa a la que fuimos sometidos me hizo dudar hasta el ultimo momento sobre las suelas que debería llevar para la marcha, pero finalmente me decidí por los nauticos, que asi quedaron tras la bajada…

…desde luego ya no hacen los Sebago como antes.

Al llegar al rio, por supuesto que me di un baño, haciendo caso omiso de los cartelitos, clarostá.

Esta vez no voy a poner ninguna foto bañandome, porque soy consciente que la foto que puse de mi baño en el Lago Chad ha hecho mucho daño a la imagen de cuerpo danone que la gente tenia de mi. Aunque ahora estoy mas cachas, no quiero correr riesgos innecesarios.

En el camino de subida vi a un grupo de Cabras Salvajes bajando por unos riscos. Todo un espectáculo para la vista, pero la verdad, exento de mérito, ya hubiera querido yo verlas bajar llevando mis náuticos.

cucharilla- colorado canyon 2

cucharilla-colorado canyon 3

Ya casi al final de la subida me encontré con una ya casi ancianilla a la que no tuve mas remedio que contarle nuestros muchos padecimientos pero que al final habiamos conseguido subir y bajar al rio en tan sólo 7 horas. Y va y me cuenta que ella desde hace mucho, lo baja una vez al año.

cucharilla-bosque muerto

Salvando las enormes distancias, algo parecido a como me sentí debió pasarle al explorador Mungo Park el primer europeo en alcanzar el río Niger, cerca de Segou. Cuenta éste en su libro que junto al río habia un nativo al que le contó los muchos sufrimientos que habia tenido que afrontar para conseguir alcanzar el río Níger, y el maliense, con esa sencillez aplastante tan africana, va y le pregunta si es que en su país no habia ríos…

cucharilla-cañon del colorado 7

Pues yo no pienso quitarle valor a mi hazaña. Ademas lo importante es que es otro sueño mas que se ha cumplido. A ver que sueño mañana, que me tengo miedo.

Este fin de semana he descubierto un sitio que no puedo esperar a que llegue el lunes para enseñaroslo. Asi que voy a a colgar enseguida la entrada. Y como es domingo por la noche, por una vez voy a hacer caso de vuestros gustos y voy a colocar muchas fotos y poco texto…

 

Además escribo desde el lecho del dolor, porque esta tarde hemos jugado un partido de fúrbol contra los hijos de los compañeros (máxima rivalidad) y  yo que no soy futbolero me he apuntado porque la victoria parecia clara. Y no solo nos han ganado, sino que me han dado un balonazo en mi espalda malherida que no me puedo ni mover ( y les dijimos que no valia cañonazo).

el proximo partido lo ganamos seguro porque les vamos a obligar a aplicar la ley de paridad y la mitad de su equipo deben ser chicas

La zona que vais a ver se llama Merchant Millpond y como podeis ver es otra de esas maravillas de la naturaleza que los Estados Unidos tiene escondidas por todo el pais, y que te puedes encontrar un domingo cualquiera. Y ademas ser el unico visitante. Sería por la epoca del año, que no invita al paseo…

o eso, o porque en sus aguas habitan unos de los aligators mas septentrionales del pais, por lo menos eso dice el cartel de advertencia. Pero como ya sabeis, en mi profesion el miedo no es una opcion, ( y nunca hago mucho caso de los cartelitos), asi que cogi el kayak (que siempre hay que tener uno a mano) y me meti aguas adentro

Pensando que ya me extrañaria a mi ver algun aligator, que exagerados los del cartel…

y el chaval apareció a los cinco minutos. Aun asi, tuve la sangre fria de hacer esta foto antes de batir el record de cien metros lisos de remo. Creo que el cocodrilo todavia esta alucinando con el encuentro ( debio pensar si era un pajaro, un avion…).

no se si las aguas estan infestadas de cocodrilos, que yo solo vi a uno, pero ya me tuvo el jodio en un sin vivir durante toda la mañana.

Cuando se me pasó el temblequeo de la mano pude dedicarme a hacer algunas fotos como estas y disfrutar del paisaje. No me direis que no es impresionante

por si alguno no vió mi maravillosa entrada de las cienagas del Congaree ( o lo que es peor, la vió pero no la leyó) le contaré que estos arboles que vais a ver en las fotos son cipreses calvos

y os dejo con las fotos que yo me voy a dormir, que mañana es lunes y tengo que volver al trabajo. Me esperan dos ordenadores que me tienen esclavizado a una mesa y cuatro paredes que me aprisionan. Me encanta el trabajo de oficina, no sabia que podia llegar a ser tan divertido. Se puede ser mas feliz?

si no fuera por estas escapadas…

por estas escapadas de fin de semana y por las mas largas, que la semana que viene es Thanksgiving, tengo cuatro dias libres por delante y estoy planenado irme a ver que se cuece por Canada, ya os contaré

y ahora si que os dejo con las fotos, espero que os gusten, seguro que si, porque soy consciente de que me voy superando dia a dia. Y eso que hice las fotos en condiciones extremas, dentro de un kayak que no paraba de moverse, con una mano en un remo, la otra en la camara, con ojo buscando aligators y el otro en la camara. Y aun asi mirar lo que salió

 

espero que os hayan gustado. A mi si, y mucho.

Dicen que después de la tempestad viene la calma, pero en mi caso, después del Huracán Sandy, lo que vino fue mi madre, acompañada de mi tia Lola y mi hermana Paloma.

Tres exploradoras de tronío, que me han dejado tan machacado, que me parece que a su lado lo del Sandy fue tan solo una suave brisa de verano.

La ultima vez que vinieron a verme las tuve que seguir a través de las pantanosas aguas de los Everglades, infestadas de caimanes…

y esta vez hemos recorrido los Apalaches, monte arriba, monte abajo, atravesando el parque de Shenandoah.

Bueno, no solo hemos subido y bajado montañas, tambien hemos comprado en los outlet, recorrido las tierras de las amish, vuelto a comprar en los outlet… Si hasta hemos tenido tiempo para embarcarnos en el portaaviones USS Enterprise antes de hacer otras compritas.

Y al llegar a casa era un no parar, tan pronto me hacian una tortillita de patatas para que me recuperase, como se ponian a ordenarlo todo. (Como lo han dejado!! Ahora me voy a tener que tirar por lo menos un par de dias para desordenarlo..).Vamos que no se si eran abuelas o marines, que tias…

y todo esto con la excusa de mi madre de llevarle colacao a su niño ( si ademas me estoy quitando…!!) Bueno, vamos a volver a los Apalaches, que me disperso. La mejor época para visitar Shenandoah es sin duda el otoño, cuando la caida de la hoja convierte el paisaje en una explosion de color de mil tonos de rojo y amarillo.

Ya se que es una cursilada lo que acabo de escribir pero es que el otoño, los cielos grises y las hojas secas disparan otra vez esa hormona mia, que se vuelve loca y me pone romantico a la par que melancolico. y me dan ganas de decir a todo el mundo que les quiero, que son mis segundos mejores amigos, etc, etc…

Pero no os preocupeis, que tan pronto como veo que me estoy poniendo “muy mujer” me acerco rápidamente al Hot Tuna (que es algo asi como una disco boina) a tomarme un buen gintonic y enseguida resurge el cachocarne con ojos que llevo dentro.

Ademas Sandy se llevó la mayor parte de las hojas de los arboles, asi que en lugar de la famosa eclosion de color, esto es lo que nos fuimos encontrando durante la mayor parte del parque.

y ya la ultima foto de hojitas, que soy consciente que no dan para mas,

bueno, otra mas, es que esta foto me encanta. Es por mi pasion por los cementerios, colecciono fotos que he hecho en mis viajes. Me dicen mucho de sus gentes, de sus costumbres, sus creencias, su apego a la vida, sus miedos, la gratitud y el respeto hacia los que se lo merecieron…

Pero no os preocupeis que todos los cementerios de mi cole tienen algo en comun, y es que en ninguno de ellos me apetece todavia echarme una laaaarga siestecita, que todavia me queda cuerda para rato.

ya lo se, estoy fatal, pero si alguien esta tan mal como yo y me lo pide puedo hacer una entrada de cementerios.

Casi me olvido contaros que ademas de Shenandoah, tambien pasamos por Pensilvania, por la tierra de los Amish. Tenía tan buenos recuerdos de un viaje reciente, que estaba seguro que les iba a encantar.

Los amish son una agrupacion religiosa cristiana, originarios de suiza y alemania que se establecieron en Ohio y Pennsylvania y que se distinguen por su especial forma de vida.

A todos los que ya tenemos unos añitos nos recuerda mucho a La Casa de la Pradera. yo me acuerdo mucho de la serie y de Laura Ingels de quien estaba perdidamente enamorado. Que tiempos aquellos!!, Ahora puedo confesar que lloraba a escondidas en casi todos los capitulos. ( es por la hormona, anda que para una que tengo…)

Viven conforme a unas reglas muy estrictas y austeras, renunciando a las comodidades modernas. Una de las costumbres mas visibles se refiere a su apariencia y vestuario: deben llevar trajes oscuros, no pueden tener botones, no les esta permitido llevar bigote, etc. Al final parecen detenidos en la moda de hace 200 años.

Aun asi, se pueden considerar afortunados, peor hubiera sido haberse quedado anclado en la epoca de las hombreras, y los pantalones de campana, imaginaros…

Al cumplir los 16 años tienen el periodo llamado runspringa y durante unos años estan autorizados a salir con amigos, viajar, ir a fiestas, petrolearse, ponerse unos vaqueros, intentar comerse algo, etc… Asi cuando renuncien a esto al terminar ese periodo, lo hacen con conocimiento de causa

y eso es precisamente lo que mas me gusta de ellos, que son capaces de tomar una decision dificil para seguir la vida que les gusta, aunque nadie que les sea ajeno les entienda.

y eso es exactamente lo que voy a hacer yo muy pronto, tomar una decision que pocos van a entender, pero que me va a permitir acercarme a los que quiero y a Africa y llevar la vida que me apetece ( vamos, como he hecho toda mi vida, pero mas).

bueno, pues como decia, ya se ha marchado mi familia y me he quedado solo, que paz…., digo… ya las estoy echando de menos, que me liao.

 

 

 

 

%d personas les gusta esto: