Siempre que me sucede igual, me pasa lo mismo. Y esto que parece un desgarro filosófico procedente desde lo mas profundo de un alma atormentada, viene a que no aprendo nunca la lección. Una vez más, me he empeñado en enfrentarme contra los elementos, el frío, la nieve, la montaña…

cucharilla-exit glacier

y una vez más, la montaña se ha empeñado en recordarme que yo soy mas de desiertos…

cucharilla- glaciar

El problema es que me encanta viajar a cualquier lugar fuera de temporada. Sé que si voy en verano, me van a decir que hace mucho calor y que en invierno es la mejor época, si viajo en invierno, que que pena, porque la primavera está llena de color y si lo planeo en primavera, me cuentan que en otoño es la temporada ideal para ver la danza de apareamiento del urogallo…(por cierto, impresionante, que yo he visto a uno en El Lateral intentando el mismo baile). Me da igual, veo menos cosas, lo sé, es todo mucho mas duro, sí, pero sigo viendo cosas increíbles, y son solo para mí.

cucharilla-exit glacier

Aunque para eso tenga que recorrer kilómetros, y muchos, con la nieve hasta mas allá de las rodillas. Además me había comprado ese chaquetón naranja, que me queda tan bien, y hace juego con mis ojos color miel de la granja de San Francisco, que tenia que buscar sitios fresquitos para lucirlo. Si, ya, le estoy sacando mucho provecho al abriguito, pa uno que tengo…

cucharilla- peninsula Kenai

De entre las muchas cosas que recomiendo hacer en Alaska, mi favorita NO es salir por la noche de copas, por lo menos donde yo fui. La vida salvaje a las mismas puertas de la ciudad es un reclamo para los aventureros, lo que multiplica la población masculina que triplica a la femenina. En realidad, se puede decir que en Alaska hay mas osos que mujeres, (y algunas de las mujeres que vimos eran menos femeninas que aquel oso con el que casi chocamos…)(conozco una muy guapa) ( mujer me refiero, no osa). Si encima sales con el checo a tomar una cerveza, la diversión esta asegurada…, una juerga vamos, un jajaja…

cucharilla-peninsula kenai 2

y jajaja…

cucharilla-no name island

Así que mejor vamos a ver la naturaleza en estado puro, que es a lo que Pavel y un servidor fuimos de brokeback mountain (pero que corra el aire). Se me había metido en la cabeza el monte MacKinley, en el Parque Nacional del Denali, paisajes increíbles, vida salvaje y grandes retos, así que con este reclamo, me fue fácil convencer al checo para acercarnos a verlo. Un poco mas difícil fue convencerle de que el temporal que atravesábamos, era tan solo una tormenta de verano pasajera…y que luego saldría el sol con mas fuerza, que para eso estábamos en mayo.

cucharilla- alaskan trucker

Solo nos cruzábamos por la carretera con los famosos alaskan truckers, unos tipos duros de pelar que atraviesan Alaska con sus camiones en unas condiciones extremas. Aprovechamos para seguir la estela que dejaban entre la nieve, aún así, no recuerdo cuantas veces nos salimos de la carretera y nos quedamos atrapados en la nieve.

cucharilla- alaskan truckers

No se si sabeis lo que es el permafrost. Son esas capas de hielo que con el transcurso de los años se han quedado duras como piedras. No os preocupéis, que os llevo a casa un ejemplo, porque después del frío que pasamos este día, mis orejas se han quedado así, permafrost.

cucharilla- glaciar3

Según indicaban las continuas señales de trafico DSC08311teníamos que estar alertas porque también nos podíamos cruzar con un gran número de abercrombies atravesando la carretera, un no parar, una cosa….

No os extrañe que pasados los días, cuando por fin vimos el primer alce, con la emoción, me entraron unas ganas enormes de abrazarle…

cucharilla-alce denali

Por cierto que esa cara de inteligente que tiene el bicho debe ser muy parecida a la que se me queda cada vez que alguien intenta explicarme lo de la prima de riesgo.

cucharilla-exit glacier2

Pero el sufrimiento mereció la pena, aquí teneis el monte Mackinley, el techo de América del Norte, 6194 metros. Parece como si hubiese querido recompensar nuestros esfuerzos apareciendo un instante entre las nubes para ocultarse minutos después, definitivamente, amenazador, por si nos daba por intentar subirlo. Aunque a mi ya hacía tiempo que se me habían pasado las ganas, y no habiendo cerca un español que me dijera eso de “ no hay h… pa subirlo“…

cucharilla- monte macKinley

Así que emprendimos de nuevo el camino en dirección sur, hacia la Peninsula de Kenai, pues la ruta que habíamos planeado estaba cortada por casi un metro de nieve (de espesor me refiero, que de largo habría sido muy fácil saltarla).

cucharilla- matanuska 1

Aunque la ruta alternativa que seguimos tampoco estaba muy allá. Creo que el turismo que alquilé, nuevecito con solo 100 millas que tenía el pobre, todavía no se ha recuperado del susto. No sé la de kilómetros que hicimos por el barro, atravesando ríos y zonas anegadas para poder llegar al Glaciar de Matanuska. Esa noche le di ración extra de gasolina súper, se lo había ganado.

cucharilla- glaciar alaska

Aquí me voy a explayar un poco con las fotos, pues el sitio lo merece, aunque como todo lo que me gusta en esta vida, esconde en su interior un grave peligro. Una vez mas, el suelo se hundió a nuestros pies estando a punto de caer en el interior de una gran grieta de afiladas paredes de hielo y profundidades abismales, de la que sólo gracias a nuestra gran preparación física y unos reflejos felinos pudimos escapar de una muerte segura.(Es posible que aquí se me haya ido un poco la mano al relatar cómo sucedieron los hechos…).

cucharilla- matanuska glacier

cucharilla-matanuska 2

Antes de seguir con el viaje, os voy a colocar una de esas fotos en las que abro el tarro de las esencias para que podais disfrutar de unas gotas de mi arte… Nunca bien comprendido, pero arte. Es un bosque de abedules, no sé porque pero últimamente me ha dado por pintarlos en todos mis cuadros.

cucharilla-abedules

Y mientras seguimos camino del sur, un poco de culturilla, ya sabeis que me gusta darle ese toque científico/ divulgativo, que luego me decís que no aprendéis nada con mi blog. cucharilla-kenai fjiords

No se si recordareis que Alaska fue vendida por los rusos a los americanos en 1867. Bueno, pues a pesar de que han pasado casi 150 años, todavía quedan vestigios de su pasado ruso, entre ellos, unas cuantas iglesias ortodoxas que agrupan a un considerable numero de descendientes de aquellos pobladores.

cucharilla- iglesia kenai

Esta iglesia es la del pueblo de Ninilchik. La aldea fue fundada por tres tramperos rusos, Smirnof, Strogonof y Gorbachov ( creo, es posible que los nombres me bailen un poco, porque como nos tuvimos que tomar unas cervezas in situ…) y sus descendientes siguen habitando la aldea. Nos invitaron a celebrar con ellos la Pascua Ortodoxa, que aceptamos encantados. Quiero decir encantados hasta que nos dijeron que la celebración era a las 3 de la madrugada, que fue justamente cuando me acordé que no podía porque a esa misma hora tenia no me acuerdo que…

cucharilla- iglesia ninilchik

cucharilla- barco kenai

Mas hacia el sur, en el extremo de la pensinsula de kenai se encuentra el pueblo pesquero de Homer. Allí las águilas, y sobre todo las Bald Eagle (o aguila calva, pero en español suena menos glamuroso), son tan abundantes como las palomas en la Plaza Mayor, aunque espero que con menos problemas intestinales que las de Madrid.

cucharilla- homer

No es por nada pero ni el mismísimo Felix Rodriguez de la Fuente consiguió una foto así cuando recorría las cárcavas tras la pista del lirón careto…

cucharilla- aguila homer

cucharilla- bald eagle

Esto no son águilas, pero tienen bastante más mala leche.

DSC07461

Seguis despiertos? Estais vivos?

Imagino que no, asi que os dejo por hoy, que soy consciente que me he enrollado mucho. El próximo día os doy un paseo en barca por los fiordos de la peninsula de Kenai

Acabo de llegar de Alaska, entusiasmado y agotado, y eso que, como me he ido con el checo, por fin he tenido un viaje tranquilito, sin contratiempos.

 cucharilla-Denali National Park
La verdad es que le he cogido cariño y todo al chaval, hacemos un buen equipo de viaje, el es excesivamente ordenado y organizado y yo….., pues también, lo que pasa es que me lío… Para que le conozcáis, adjunto una foto con el, que sé que hay gente que empieza a sospechar que estoy fatal y que lo del checo es un amigo imaginario que me he echado y que solo yo puedo ver, o que no es checo sino chica, pero por fin aqui podeis verle, haciendo el tonto junto a mi, es que no para, una cosa…
cucharilla
Lo malo es que le gusta imprimirle tal seguridad al viaje, que apenas nos suceden incidentes dignos de mención. Menos mal que para darle un poco de chispa nos quedamos atrapados en la nieve, también en el barro, ah, y una vez mas el suelo se hundió a nuestros pies en la grieta de un glaciar…Si acaso lo mas memorable fue nuestro encontronazo con un oso pardo que iba a sus cosas y no se fijaba ni por donde iba….Pero eso no os lo cuento, que luego mis lectores (que alguno hay) de La Tortuga dicen que soy un peliculero…
Cucharilla-Matanuska glacier
Pero como seguro que lo del oso no os lo vais a creer, voy a poner la foto que tuve tiempo de hacer antes de que oso, checo y cucharilla entráramos en un episodio de histeria colectiva, empezáramos a chillar y saliéramos corriendo hacia los cuatro puntos cardinales, (y eso que éramos tres…)
cucharilla-oso pardo
Pero bueno, hoy no quería contaros el viaje que eso lo haré la semana que viene, sino dedicarle esta entrada a un bosque muy especial. (Os aconsejo que pincheis en las fotos y las veáis en grande).
cucharilla-bosque fantasma 1
Este bosque murió en un terremoto que tuvo lugar el mismo día que a muchísimos kilómetros de distancia nacía alguien muy especial ( aquí hago un inciso para comentar que ese bebe era yo, clarostá). Que conste que no era mi intención armar tanto follón al nacer, que esperaba empezar a dar guerra con los años, pero a veces, ni yo mismo me controlo…
cucharilla-ghost forest
Aquel terremoto (me refiero al movimiento sísmico, no al niño) provocó que algunas zonas de la Peninsula de Kenai se hundieran de golpe mas de dos metros, quedando este bosque atrapado en el agua y petrificado, que por cierto es como me quedé yo cuando lo descubrí.
cucharilla-bosque fantasma 2
No sé, pero me sentía especialmente unido a este lugar, me impresionaba saber que estos árboles llevan muertos exactamente el mismo tiempo que yo llevo vivo. (Que por cierto, no fue hace tantos años, que aunque viendo este bosque pueda parecerlo, esto no ocurrió en el Paleozoico, ni siquiera cuando se estudiaba Preu en el colegio…)
cucharilla-ghost forest 2
Aqui, en un momento de despiste, me tomaron este robao. En el, se puede observar como la simbiosis hombre-arbol era poco menos que perfecta, y no me refiero a que a veces parezca un poco tocho como estos, o que debajo de la corteza haya serrín, me refiero a algo mas espiritual, que algunos cachocarneconojos no vais a entender.
cucharilla en ghost forest
Una vez mas, me cautivó el silencio del lugar. hay sitios que los quieres para ti, y deseas con todas tus fuerzas poder volver cada vez que lo necesites. Desde ahora este es uno de los mios,
cucharilla-ghost forest 4
Pavel y yo no separamos pues ambos queríamos descubrir el lugar en solitario. Fue increíble, pasé el resto de la tarde hablando con los arboles, (sobre todo el que mas hablaba era yo, que ellos era mas como que se fijaban y asentían), contándoles como había sido mi vida, mis sueños, mis inquietudes…
cucharilla-bosque fantasma 5
Y así conversando se nos echó la noche encima. Me habría quedado a dormir, si no hubiera sido porque estábamos a unos cuantos grados bajo cero, habia animales salvajes y todavía no me había repuesto del susto del oso y Pavel, que es mas de hotel, ya no me hablaba en inglés sino que rajaba en arameo porque se quería marchar de una vez. Este conjunto de circunstancias me devolvió a la realidad…
cucharilla-bosque kenai 2
Estas dos fotos son de otro bosque fantasma de Alaska, que no tengo ni idea de cuando ni como murieron, pero cumplen con una función literaria que desarrollé con profusión en todos los trabajos que hice durante mi carrera que es la de el relleno propiamente dicho.
cucharilla-bosque kenai
Volviendo a mi bosque favorito, con gran pena nos despedimos, recuerdos, lágrimas y promesas se agolpaban en nuestros corazones que palpitaban aceleradamente (me estoy especializando en poner estas frases eh) así que para apaciguar el dolor, quedé en volver a visitarles si tenía lugar otro terremoto, pero que mientras tanto me iba a recorrer otros mundos, que todavía me quedaba mucho por ver.
cucharilla-ghost forest 6
Y con esta última foto os dejo, espero que os haya gustado, a mí mucho. Me refiero a las fotos, que el texto ya se que no ha sido muy allá, pero probar a escribir unas cuantas líneas sobre unos troncos viejos sin tirar de wikipedia…misión imposible.

cucharilla-ghost forest 3

Anda, que os voy a colocar de verdad la foto con el checo, que entre lo de hablar con los árboles y el checo imaginario, vais a pensar que estoy pa que me vean.

DSC07235 - Versión 2

La semana que viene os contaré el viaje por Alaska, y voy a procurar ajustarme lo máximo posible a la realidad, sin apenas exagerar nada, nada, nada.

%d personas les gusta esto: