Hay lugares tan especiales que guardo una foto de ellos en mi caja de galletas imaginaria. Alli dentro, junto a un par de canicas, la muela que se llevó mi juicio, el reloj de la primera comunión y otras cosas de incalculable valor, almaceno sitios increíbles.

Sitios que pese a mi condición de hombre de cromagnón han sido capaces de aflorar en mí, sentimientos profundos, antes desconocidos, diferentes al hambre o las ganas de sexo, mucho mas habituales en mi mundo interior….

Desertando-lago natron 1
Como podéis imaginar casi todos estos lugares se encuentran en África, en algún lugar desierto, lejano, difícilmente accesible o peligroso ( o una combinación de todo lo anterior).
El Lago Natrón cumple alguno de estos requistos, y aunque ya os he hablado de él en otra ocasión, he tenido la suerte de volver con Desertando, llevando a uno de los grupos mas flojeras aunque encantadores (al final hasta les cogí cariño, aunque claro, ésto se lo digo a todos los grupos…) que he tenido nunca.

Desertando-lago Natron 2

Es una de las perlas escondidas de Tanzania, sin duda mi lugar favorito, alejado de los saltos de los masais, de la canción Jambo bwana, de los leones del Serengetti y por supuesto de las hordas de turistas Simpson cazando Pokemons. Y es que para llegar allí sólo hay dos caminos, el tortuoso que sale desde Longido o el interminable que procede de Mto Wa Mbo, ninguno es fácil, y ambos te llevarán varias horas por un camino infernal y lleno de polvo.

Nada que no se pase con una cerveza bien fría al llegar..

Desertando-lago Natron 4

Ademas, la sucesión de baobabs, acacias, poblados masais, jirafas, cebras y ñus, harán que las cinco horas de polvo y botes te parezcan segundos ( aquí he usado un recurso literario llamado hipérbole, que no es otra cosa que una pequeña exageración ….o mentira piadosa para no desalentar a futuros interesados).

desertando-baobab

Después de este camino te dolerá todo el cuerpo, hasta el bolsillo, y es que viniendo desde Mto Wa Mbo hasta llegar a Ngare Sero a orillas del Lago, hay hasta 3 check points oficiales que bajo la consigna de Mzungu paga¡¡ aligeran con rara habilidad el bolsillo de los concurrentes
Pero te dará igual, porque todo habrá merecido la pena.

desertando-lgo natron 6

Como me gusta que la gente que viene conmigo se lleve una visión de Africa distinta del lujo y el glamour que siempre va tan asociado a los viajes con El cuchara y Desertando, llevé al grupo al colegio masai de Engaruka, en la ruta al lago Natrón, a ver si así ayudábamos a poner en marcha alguno de los proyectos pendientes del colegio.

desertando-Colegio de engaruka 2

desertando-colegio de engaruka 1

Desde luego, Desertando cada vez que pase por esta zona iremos a verlos.

Escribí hace tiempo que éste lago es un lugar de serena belleza que te sacude el alma haciendo aflorar tus sentimientos. Si el primer blanco que lo vió , el explorador Jpseph Thomson, (llamado así en recuerdo de las gacelas Thomson, o era al revés, que me liao), capaz de cruzar dos veces en 1881 el peligroso territorio masai, es decir un tipo con los huevos renegrios ( con perdón) escribió que asombrado por la belleza del atardecer de aquel lugar, rompí a llorar,… qué no me va a pásar a mi, que soy mucho mas sensible y con tendencia al lagrimeo

desertando-laho natron 7

Es un espacio atemporal, mientras paseas por el paisaje lunar de sus orillas, entre la mayor colonia de flamencos de la región, no hay sensación de presente, solo de pasado  Es de los sitios que quiero sólo para mi, y sin embargo disfruto muchísimo enseñandoselo a los amigos. Me gusta ver su caras, sus reacciones, se quedan como yo, como un tonto, con la boca abierta, sin saber que decir, solo desean que no se acabe el día, que nunca se ponga el sol, que sea eterno. Y de hecho lo va a ser, nunca se olvida.

IMG_2982

Y como dice Sabina, Peor para el sol que se mete a las siete en la cuna del mar a roncar…, y se pierde lo mejor, la luz de la tarde y la fuerte brisa con que lo empuja la luna, envuelta en el polvo del desierto. Entonces necesito un lugar donde sentarme sólo a disfrutar del espectáculo, mientras observo las bandadas de flamencos que echan a volar, como los pajaritos de mi cabeza, que van en busca de otros sueños.

cuchara-Lengai 1

He tenido que tirar de hemeroteca porque este año no he salido bien en ninguna foto junto al lago, y no estoy yo para mostrar mis debilidades, aunque bien pensado, el lago y yo somos muy parecidos, de belleza atemporal, inmutable pero que no todo el mundo entiende.

Detrás aparece el volcán Ol Donyo Lengai, la Montaña de Dios de los masas, el próximo día os enseño lo que se ve desde arriba.

 

 

 

%d personas les gusta esto: