El Ol Donyo Lengai, la Montaña de Dios, el volcán sagrado de los masais, cumbre de serena belleza que se yergue amenazadora mostrando sus inexpugnables laderas de ceniza, formando profundos barrancos y grietas, confiriéndole un aire inhóspito y majestuoso…

Lo que traducido al román paladino, la hermosa lengua de Don Gonzalo de Berceo, Garcilaso de la Vega y tantos otros grandes poetas que me precedieron, viene a ser algo así como: ”la madre que parió al puto volcancito, quien coño me habrá dicho que lo suba, p’abernos matao…”

cuchara-lengai 3Y por mi mala cabeza y esa atracción de Desertando hacia los grandes retos, me veía otra vez subiendo el volcán sin comprender qué me había vuelto a empujar hacia allí arriba. No sé por qué extraña razón los recuerdos tienen esa tendencia a trasformar los momentos mas duros en especiales…

desertando-lengai-2

Pues eso, que no comprendía qué me había vuelto a llevar hasta allí, hasta que estuve otra vez arriba y recordé el premio que reciben los que resisten a la montaña y a la noche y contemplan desde la cumbre el amanecer del mundo ( joder que místico que estoy hoy…así, a palo seco, sin gin tonics…)

Y es que desde arriba tienes a tus pies el Lago Natrón, la gema escondida de Tanzania que atraviesa la Avenida de los Volcanes, territorio Masai donde el Empakai, el Ngorongoro y hasta ocho cráteres dormitan desde hace ya tiempo. También se ven las paredes escarpadas de la franja del Rift y al fondo la mole del Kilimanjaro y las llanuras de Ndutu salpicadas de aldeas masais. y Kenia…Todo eso se vé. Sólo desde arriba…

desertandoclengai-1

Y hay mas. Al amanecer se toma conciencia de la gesta realizada, Con los primeros rayos de luz se descubre una escena infernal, una visión aterradora, un espectáculo  dantesco, lo mas parecido a un paisaje lunar pero igual de inaccesible… y parece increíble que hayamos podido trepar por ese caos de rocas y lava blanca durante la noche. Con ese viento…

desertando-lengai-4

Como os decia, la recompensa es tan grande como exigente es la subida y larga la noche. Salimos a medianoche y coronamos cumbre poco antes de las seis de la madrugada. Aprendí en los paracas que por encima de todo esta la misión y que el frío, el hambre, el sueño y el cansancio  para mi serían estimulantes y aunque esa noche todo incitaba al estímulo,  para mí, mi mayor impulso provino de Merche, sin cuya compañía no sé si habría llegado hasta arriba, bueno, seguro que sí, pero no habría sido igual.

desertando-lengai-6

Por el camino cayó Pili, vencida por una indisposición, que no por la montaña, y también cayeron aquellos alemanes que nos pasaron a tan buen ritmo, así como esas luces que como Santa Compaña nos siguieron hasta apagarse…o aquella pareja de españoles que llegó con nosotros pero no aguantó el frío y el viento de la cumbre. Sólo nosotros dos lo conseguimos.

img-20161028-wa0028

Por eso esta entrada va dedicada a Pili que lo intentó hasta el final y muy especialmente a Merche, porque allí arriba te lo ganaste

img-20161028-wa0029

Hoy desde casa, ya cerradas y lamidas las heridas estoy recordando con nostalgia aquella noche trepando por paredes verticales de lava y ceniza, o la espera al amanecer en la cumbre azotados por el viento, tiritando de frío y solo pienso en una cosa… volver allí¡¡¡  (si cuando digo que estoy fatal es por algo)

,

 

 

 

Esta vez os iba a enseñar la ruta que hemos diseñado para Mauritania pero tengo que confesar que me muero de ganas de que alguien me pida escaparnos de verdad al desierto, sin rumbo, sin prisas, sin metas… y es que el mapa de Mauritania no agotará nunca mis ansias de exploración, quiero recorrer cada lugar que aparece en él, sin abusar de las lineas rectas, despacio, desde el oasis de Lagueila a aquel camino perdido que a través del valle blanco llevaba a Tidjikja y que no pudimos coger…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No muy lejos de allí, hace 50 años, en un polvoriento cafe de la ciudad de Atar, Bruce Chatwin anotaba en su moleskine ”Esto se resuelve andando‟ justo antes de perderse por entre las dunas del Ametlich. y eso es lo que proponemos, empezar a andar para resolver esa duda que siempre nos asalta al pensar que habrá tras la siguiente duna.

desertando-mercado-atar

Y claro está, eso lo que hemos hecho nosotros, perdernos por un mar de dunas de 90km, que es mas o menos la distancia que separa las ciudades de Chinguetti y Ouadanne. Existía una pista paralela, qué fácil¡¡, que acerca las distancias entre ambas ciudades, pero se aleja del espíritu de Desertando…Ademas si la coges, te perderás dunas, wadis, oasis, aldeas y ese sentimiento de aventura, que al fin y al cabo, es lo que a mí, en aquellos días en que me niego a ser adulto, me impulsa a dejarlo todo y viajar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ese mar de dunas marca el inicio del desierto mas grande del mundo, el Desierto de la Gran Travesia, el Majabat Al Koubra, cuyo nombre me evoca directamente grandes aventuras, que por supuesto me gustaría superar, especialmente la de Michael Asher, aquél que consiguió persuadir a su prometida de lo romántico que seria pasar la luna de miel recorriendo el Sahara de Oeste a Este en camello, ( un campeón, aunque creo que todavía está pagando por ello…)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y en medio de ese mar de dunas nos encontramos con éste espejismo, que es hasta donde llegaron nuestros pasos, exactamente hasta alli, ni un paso mas, ni uno menos…

desertando-mauritania-9

…porque confundido con el espejismo, las dunas, el calor, la intoxicación con jamón de oferta del lidl y que sospecho que Pedro no llevaba las trócolas puestas…, casi nos chocamos contra el arbolito, y aunque lo conseguimos esquivar de milagro, acabamos medio sepultados entre las dunas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por cierto que tanto la acacia como la aventura me recuerdan al famoso árbol del Teneré, el árbol mas solitario del planeta, el único en un radio de mas de 400km de desierto, y que allí seguiría si no llega a ser porque un camionero libio, totalmente petroleado que conducía cimbreante por entre las dunas, chocó contra él, arrancándolo…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero como lo que sucede, conviene, nuestro coche quedó atrapado en las cercanías del oasis de Tanouchert, donde una familia bereber nos abrió las puertas de su casa y compartió con nosotros, té, comida, agua y una tarde muy especial mientras esperábamos que bajara el sol para poder intentar sacar el coche de las dunas.

O a que Justi sacara sus superpoderes y levantara el coche el solito.

img_2471

Lo cierto es que fueron tan hospitalarios y pasamos tan buen día con ellos, que desde ya, el oasis de Tanouchert se ha convertido para Desertando en un alto obligado en nuestras rutas por las dunas del Ametlich, de Ouaranne o de Maghteir, las puertas de entrada al Sahara infinito.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y es que el oasis de Tanouchert es un lugar muy especial, escondido entre altas dunas que le protegen de los vientos del Harmattan, donde la sombra de las palmeras es agradable, el agua fresca, los dátiles exquisitos y las mujeres muy bellas. Cuidado que atrapa.

desertando-mauritania-2

Ahora es cuando os iba a describir como es la ruta que hemos seleccionado, pero je suis fatigueé y me gustaría dedicar una entrada entera a contarla. Basta deciros que sólo pienso en volver allí, y es que no va a faltar de nada, pues no solo pasa justamente por los sitios que mas me gustan, sino que además lo intentamos compaginar con buenos alojamientos y mejor comida, porque aventura, glamour y alta gastronomía ( el fuet y el queso juntos es cocina de fusión) son los adjetivos que mejor definen nuestra manera de viajar (especialmente si van Pedro, Justi o Rafa, porque yo me lío mas con la parte de aventura).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Os dejo con alguno de los sitios que os esperan, aunque ya hablaremos de ellos

 

desertando-oasis-terjit

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y ahora una del Oasis de Terjit. Si os fijáis bien, el que parece el mas crío de todos, y que la luz del flash ha dejado un pelin mas claro que a los demás, tiene un aire a mi.

desertando-terjit-2

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

%d personas les gusta esto: