La gran aceptación de mi anterior publicación, con un recuento final de hasta 10 votos!!!! me tiene sumergido en un estado de éxtasis permanente y me anima a amenazaros con la publicacion de nuevas entradas con la misma rigurosidad cientifica, ágil prosa y belleza fotográfica que me caracteriza y se está convirtiendo en inconfundible sello de identidad.

No os preocupeis, que publicaré los resultados del sorteo en la proxima entrada, una vez que haya conseguido terminar con el recuento de votos y efectuado el sorteo. Mientras tanto, seguiremos viajando por el lejano oeste.

Cada fin de semana busco desesperadamente algo que me haga olvidar que no estoy en Africa, y aunque no siempre lo consigo, los paisajes de Estados Unidos suelen ser un buen placebo para paliar mis ansias de aventura. Esta es la historia de una de esas veces.

Mis musas me dicen que esta noche no tire de wikipedia y que os cuente la historia tal y como ocurrió, asi que ahi os va, sin adornos

Esta vez no estoy solo, viajo con un checo. Bueno, la verdad que me tiene confundido, porque dice que es checo, checo, vamos, de los checos de toda la vida, pero vengo observando que cuando hay que soltar la pasta, se hace mas bien el sueco. Que ocultará…

Bueno, pues iba conduciendo el checo mientras yo meditaba (siempre alerta) en el asiento del copiloto, cuando debimos atravesar por un tunel espacio temporal que nos teletrasportó muy lejos de la tierra. Y no recuerdo mas, solo que cuando por fin abrí los ojos este era el paisaje que se extendia ante mi

Y yo, que empiezo a estar viajao, enseguida me di cuenta de que esto que se abria ante nuestros ojos no podia ser otra cosa que el Mar de la Tranquilidad de la Luna, o el Planeta Ganímedes, y que por lo tanto, habiamos sido abducidos.

o eso, o que habiamos llegado al Parque Estatal de Goblin Valley, en Utah, pero ya me exrañaria, me inclino mas por lo primero

asi que por si acaso, busqué a los posibles habitantes del lugar para hablarles de la Alianza de las Civilizaciones,

y despues me subi al pico mas alto para tomar posesion del planeta en nombre de la humanidad, mientras improvisaba un pequeño discurso: “Es un pequeño paso para el hombre… “( bueno, esto mio, mio, no es)

tenia en mis manos el descubrimiento del siglo, el planeta Ganímedes parace que está hecho de plastelina. asi que tome unas muestras rocosas para estudiarlas en el laboratorio.

Mientras tanto, el checo me insistía en que no estabamos en la luna y que esto no era el mar de la tranquilidad. Ni caso, no tiene ni idea, que yo de tranquilidad se bastante, que vivo en Norfolk, que es un sitio la mar de tranquilo ( por no decir una palabra que empieza por coña y termina por zo).

La verdad es que ya no se que pensar, pero casi que me da igual si esto es la Luna, Ganímedes o el parque estatal del Valle de Goblin, el caso es que este sitio es alucinante y por mucho que quiera regresar aquí en el futuro…

…no puedo, porque no se donde estaba la puerta del tunel espacio temporal que me trajo hasta aqui!

Si la encontrais, venir a ver este sitio, es de los mas impresionantes que he visto nunca. Y no os traigais el equipo de oxígeno, alli el aire es muy parecido al de la Tierra, algo mas denso quizas.

Esto es todo, no  os preocupeis el proximo dia vuelvo a tirar de wikipedia y al rigor cientifico que me caracterizaba. Ha sido culpa de esta cerveza alemana que me han dado para cenar.

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios

  1. Hola brother, no sabes como me gusta ver estas fotos despues de un dia de niñas, cole, baños, cenas, gritos…Sigue asi, un beso gordo.

  2. Pero Carlitos¡ QUE PASADA veo q te lo pasas muy malllll¡ BS

  3. Ja ja ja estas fatal!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

%d personas les gusta esto: