Buenos días desde Yibuti, ( seguro que alguno va  a tener que mirar en wikipedia ande esta esto), otro destino mas al que me he desplazado temporalmente en la cruzada contra las fuerzas del mal.

Esta vez, alguien, por fin, ha identificado mis necesidades vitales y me ha instalado en un puesto de mando acorde con ellas.
Así que os escribo desde la terraza de mi infinity pool confundida con el oceano indico, en pleno estrecho de Bab el Mandeb

La ciudad, antigua colonia francesa, no es la mas bonita de las capitales africanas en las que he estado, pero tiene su encanto. Hace poco se marchó la legión extranjera que con sus pantalones cortos, medias altas y el kepi blanco le daban mayor toque colonial. Ultimamente la ciudad se está haciendo famosa  porque muy cerca estan teniendo lugar los ataques de los piratas somalies

Unos piratas que secuestran barcos como estos jelbut de la foto,
para desde ellos, lanzar ataques sobre barcos tan grandes como este, con un par…


Al igual que en Yemen, o Somalia, a mediodía se paraliza todo, porque es la hora del khat, una planta que con efectos parecidos a la coca, pero mas suaves,  les hace olvidar todas sus penas, hasta el hambre. Y a mi también se me quita el hambre viendoles con la boca hinchada, verde y salivando.

Esta foto la tomé en Yemen, la pongo para que veais como se les queda la boca cuando estan con el Khat


Otra de las cosas curiosas de la ciudad es la decoración de sus dalla dalla, matatu, marsrutka o como se llamen sus transportes colectivos. Les ponen a los retrovisores unas fundas semejando flores, que parece como si Agatha Ruiz de la Prada hubiera pasado por alli, se hubiera puesto mustia a Khat poniendose como loca a decorar estos coches

Del resto de la ciudad, por si alguno esta pensando en venir por aquí de vacaciones,  lo que recomiendo encarecidamente, merece la pena visitar el mercado central y cenar y tomarse unas copas en la plaza de Menelik.
Ayer fue un día muy intenso. Viajamos casi hasta la frontera con Etiopía para ver el Lago Assal. Fuimos en un taxi local, en el que pasé mas miedo que cuando saltaba de los aviones por una mania del taxista de conducir sacando un pie por la ventana, a la vez que mandaba sms sin parar. Poco mas  tarde fuimos llevados a la policía por un problemilla, y finalmente promovimos un desorden local en el mercado… creo que todavía nos están buscando. Terminamos agotados, pero aun tuvimos fuerza para tomarnos la ultima en la plaza Menelik.
Con respecto al Lago Assal, es impresionante. Es la zona de agua con mayor concentracion de sal del mundo, un 40%, ademas es el punto mas bajo de Africa y tambien el mas caluroso.
debajo de la superficie, hay una capa de sal de hasta ochenta metros.

el lago se encuntra en la region de los Afar, que durante siglos han  comerciado con la sal, que trasportan a Etiopia en grandes caravanas de camellos.

en esta zona hay mucho volcan, mucha roca volcanica y gracias a Dios, acacias, muchas acacias. Tambien pude encontrar esta maravilla de Dracanea Draco, aunque los locales lo llaman, en un derroche de imaginación, árbol.


La parte mala del día, es que una vez mas he perdido mi ipone, ya llevo cuatro, uno en Chad, otro en Tanzania, otro en Florida y el ultimo en Yibuti, si consigo otro ipone, que lo dudo, al próximo viaje me llevare un zapatofono y dejare el iphone  en casita
Mientras escribía esto me han dicho que si, que tengo que regresar a casa, no es justo, me estaba adaptando muy bien a este nuevo puesto de mando. Voy a salir esta noche por la plaza de Menelik para ahogar mis penas en un gin tonic.

Mañana vuelvo al frío, me esperan nueve horas de avión, que se me pasaran eso,  volando.

2 comentarios

  1. Gracias. Me ha servido de mucho para un trabajillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

%d personas les gusta esto: