Hoy pega hablar de lluvia, que vengo empapao en la moto, asi que se me ha ocurrido contaros algunos detalles de como es la vida durante la estación de las lluvias en el Sahel. Con la llegada del agua, la vida da un cambio enorme, es como la llegada de la primavera, el amor flota en el aire (y hasta los cromañones nos volvemos mas cursis), el desierto florece, aparecen los mosquitos, los rebeldes dejan de atacar, etc etc, lo típico, vamos.

Uno de los primeros sintomas de la estacion es la llegada de los pueblos nómadas, como los Tubus del norte del Chad, que van siguiendo las lluvias para sus pastos.

Con el agua aparecen también unos cuantos millones de cucarachas voladoras enormes, (con el asco que me dan las cabronas). Además, las tormentas de arena se vuelven muy frecuentes y es habitual que te pillen fuera de casa. Es muy peligroso conducir dentro de una tormenta así, un buen consejo que yo daría es parar, (y subir la ventanilla, claro).

No sólo nosotros nos volvemos mas verdes con la primavera (y con la edad), también el desierto cambia de color y se vuelve (casi) tan verde como nosotros. Por cierto, pedazo de foto, eh

Fijaros en la diferencia de dos fotografías que tomé de una aldea, una en la estación seca y otra en la de lluvias.

A ver, pal que le cueste o para el que todavia tenga el ordenador en blanco y negro, la foto de arriba (up) es marrón (estación seca) y la de abajo (down) verde (estación lluviosa). Es lo que tiene la naturaleza, que es de una caprichosa…

En cuestón de minutos, cae tal tromba de agua que los wadis que antes estaban secos

se llenan de un gran caudal de agua y vadearlos ya no es tan sencillito. Algunas rutas que se cubrian tan solo en un par de dias, ahora cuesta semanas recorrerlas, si es que llegas. A pesar de que todo el pueblo ayude en los vados por un “módico” sablazo. (o pagas mas de mil euros o esperas dias en la orilla a que se pueda vadear, vamos, que ni mi amigo el de Angola). Por eso allí siempre viajo con mi saco de dormir y un fuet, y con esto al fin del mundo.

La verdad es que a mi me daba bastante apuro vadear estos rios con mi coche, asi que lo que solía hacer era esperar a ver como lo pasaban los demás, como por ejemplo este burro…

y viendo lo fácil que lo cruza el burro, pues como que me quedo mas tranquilo

La verdad es que en aquella ocasión decidí no pasar, pero alguien dentro de los espectadores (y en Africa siempre los hay a miles) supo decir las palabras mágicas que siempre me han metido en lios: el español no tiene co…., y vaya si pasé

Pero vamos, en general la vida se vuelve bastante aburrida, porque desplazarse a cualquier lado es una aventura. Asi que después de un mes de encierro, desesperado sin apenas poder salir, me subí al primer avión que aterrizó por allí, para poder estirar un poquito las piernas.

Lo malo es que en lugar de aterrizar en Ndjamena, aterricé en Kano, uno de los puntos mas peligrosos de Nigeria, pero cómo consegui salir de allí, ya es parte de otra historia.

y por vuestras caras, veo que estais deseando que la cuente, pues nada, nada, la contaré.

6 comentarios

  1. Ya sabes que esos problemas no los tendrías con un LAND ROVER. Ya sabes a por él ….. esas estrellas… Me gusta mucho la ultima

    • undiaenlavidadecuchara

      No me digas mas, ya me estoy viendo en mi EVOQUE atravesando las dunas ( ya podian los de Rover subvencionarme un poco)

  2. La primera afoto me recuerda mucho a mi coche cuando voy de vacaciones. Lo dicho, no veo tan distinto verano en África/verano en Asturias. Hablaré con mi superior…..

    • undiaenlavidadecuchara

      A mi la foto del coche me recuerda el ibiza que sumergimos el vaquero y yo en el aparcamiento de aquella discoteca de alicante. Ya nunca fue el mismo

  3. UNCATALANMUESPAÑOL

    Gracias a tus observaciones, siempre claras y precisas, he podido comprobar las diferencias entre cerca y lejos. hay no de verde y marrón.Bueno es lo primero que escrito que ya está bien.
    titi

    • undiaenlavidadecuchara

      Bueno Titi, descansa un poco del esfuerzo, a ver si pal próximo trimestre te arrancas con otro mensajito. Un abrazo, besos a Donatella y recuerdos a todos los de arenys

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

%d personas les gusta esto: